Real Sociedad Gimnástica

Deporte y más deporte

Una gran idea para cortar el césped del campo

Los pequeños equipos de fútbol, como la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega, no tienen todas las comodidades de los equipos grandes. En un sentido amplio de la palabra, el dinero del que disponen puede hacerles el trabajo mucho más sencillo.

Algo que nadie tiene en cuenta, pero que es muy importante antes de un partido, es que el césped esté en óptimas condiciones. Tiene que estar bien cortado y perfectamente regado, pero sin que resbale. Cuando el césped está bien, nadie se fija en él, pero si no está cortado correctamente, todo el mundo lo critica.

Una gran idea para cortar el césped del campo

Y para mantenerlo en perfectas condiciones, lo ideal es tener alguien que mantenga el césped, o algo, como un robot corta césped. Este pequeño robot te puede ahorrar el trabajo duro de segar toda la hierba del campo, al igual que un aspirador robótico puede ahorrarte mucho tiempo de aspirar los suelos (si quieres uno, en la web Aspirame.es tienen las mejores ofertas).

Con un cortacéspedes robótico, la hierba se corta automáticamente sin que nadie tenga que estar presente vigilándolo. Los cortes son los suficientemente pequeños para que no tengas que rastrillarlo después, y esa hierba suelta actual como fertilizante para el suelo.

Sólo tienes que configurar el tamaño al que quieras que se corte el césped y el robot podrá hacerlo sin problemas, hasta por terrenos accidentados y pendientes de hasta un 35%. Cuando se encuentra con un obstáculo se detiene y vuelve a redirigirse hacia otra parte.

También sabe cuando necesita volver a recargarse y vuelve automáticamente a su base de carga para estar disponible para el siguiente ciclo.

Gracias a sus características avanzadas, está equipado con un sistema antirrobo y medidas de seguridad para que nadie se lo pueda llevar.

Además ofrece una operación eficiente y con un bajo consumo de energía, permitiendo al robot cortacésped operar por mucho menos costo que las cortadoras de césped tradicionales. Sin cables y sin esfuerzo, creo que un robot de estas características tendría que estar en todos los campos de fútbol.

Son silenciosos y bastante ágiles, y poco tienen que ver con los primeros robots cortacésped de mediados de los 90. La batería dura de 4 a 5 años (dependiendo de su utilización) y hay cuchillas de repuesto que habrá que reemplazar cada 3 meses. Sus sensores de temperatura y lluvia protegen a la batería para que no haya un cortocircuito, y se suele incluir un cargador de invierno.